Suplementación en Deportes de Equipo - Instituto Deporte y Vida

Abrir navegación

Revista Deporte y Vida

Suplementación en Deportes de Equipo

01 Noviembre 2022

¿Cuáles son los suplementos más comunes que se consumen en deportes de equipo? Como preparador físico, nutricionista o rehabilitador es interesante conocer los suplementos más efectivos para cada deporte.

 

Hemos de tener en cuenta que el Instituto Australiano del Deporte (1) ha clasificado los distintos suplementos en función del nivel de evidencia sobre sus efectos y de su seguridad para la salud. [(grupo A (alto nivel de evidencia científica), grupo B (DS que podría tener un efecto positivo, pero requiere más evidencia), grupo C (la evidencia va en contra de su uso) y grupo D (sustancias prohibidas)]. Así pues, teniendo como referencia esta clasificación, y que vamos a hablar de múltiples suplementos que se están utilizando en diferentes deportes. El instituto australiano del deporte solamente admite en el grupo A (Alto nivel de evidencia científica); la cafeína, el bicarbonato, Beta alanina, la creatina, el zumo de remolacha, y el glicerol.

 

Una ver visto esto, vamos a hacer un recorrido por los diferentes suplementos que se están utilizando en diferentes especialidades deportivas.

Futbol

En este estudio (2), pasaron una encuesta a un total de 117 futbolistas (79 hombres y 38 mujeres). Hicieron grupos para su análisis en función del sexos y nivel de competición. Observaron que los hombres y los jugadores profesionales consumen más suplementos en comparación con las mujeres y los no profesionales. Los DS más consumidos fueron las bebidas deportivas (63,2%), magnesio (51,1), vitamina C (51,3%), vitamina D (46,2%), cafeína (38,5%), barras deportivas (37,6%), proteína de suero (28,2%), proteína de carne (25,6%), vitamina E (24,8%) y ácidos grasos omega-3 (24,8%). Según los hallazgos de este estudio, casi el 90 % de la muestra consumió al menos un suplemento.

Por otro lado, además de los suplementos mencionados anteriormente, los futbolistas podrían mejorar su rendimiento deportivo con otras ayudas ergogénicas del grupo de evidencia A (1) que tuvieron un consumo en la muestra actual muy baja o del 0 % de consumo en la muestra actual, como la B-alanina (debido a su capacidad para regular el pH a nivel intracelular) (6,7) monohidrato de creatina (debido al aumento de la actividad de la creatina quinasa y a la resíntesis de ATP) (8), bicarbonato de sodio (debido a la mejora en la regulación del pH extracelular) o jugo de remolacha (capaz de mejorar la contractilidad y el poder muscular) (9). 

Baloncesto

En esta revisión sistemática (3), analizaron 40 estudios en los que la edad de los jugadores de baloncesto para los varió desde adolescentes (escuela y la universidad) hasta adultos para ambos sexos. En orden decreciente, el suplemento más evaluado fue: 11 estudios de vitaminas (VIT), 9 estudios de cafeína (CAF), 6 estudios sobre proteínas (PRO), 5 estudios de carbohidratos (CHO), y una mezcla de otros suplementos conforme a 2 estudios de nitratos (NIT), 2 estudios de bicarbonato de sodio (SB).

Los resultados de esta revisión sistemática sugieren que:

-       La dosis efectiva de Cafeína para mejorar el rendimiento anaeróbico y la sensación de vigor y energía, oscila entre 3 y 6 mg/kg , mostrando efectos más positivos cuando se complementa de 60 a 75 minutos antes del ejercicio por la mañana y en la tarea basada en la prueba.

-       Para mejorar la recuperación, el manejo de PRO es un factor clave, cuando se sigue una estrategia de ~0,5 g/kg o 25 g de suplementación PRO inmediatamente antes del ejercicio y antes de acostarse y, además, en combinación con CHO (1 g PRO/kg con 1 g de CHO/kg o 20 g de CHO con 20 g de Creatina durante 7 días).

-       Para mejorar la recuperación y el bienestar, algunos suplementos nutricionales pueden tener beneficios prometedores para el baloncesto. Este es el caso de la vitamina E (que va de 200 a 268 mg), y vitamina D (10 000 UI/día). Sin embargo, son necesarios estudios futuros.

-       La forma de uso (cápsulas, líquido, píldora, polvo) y otras características organolépticas (como el sabor o la textura) deben considerarse para lograr una mejor adherencia a la intervención. 

-       A pesar de la necesidad de estudios futuros, ciertos suplementos nutricionales pueden tener ventajas prometedoras para el baloncesto (quizás a largo plazo los nitratos para la recuperación), mientras que otros (β-alanina, bicarbonato de sodio, suplementación aguda de nitrato) podrían considerarse teóricamente no interesantes para el baloncesto.

Respecto a la Creatina a pesar de su gran popularidad como suplemento, solo encontramos un estudio realizado en baloncesto que apoya su papel en la recuperación propuesto por Roberts et al. (10). Se necesita una comprensión más profunda de la suplementación con Creatina en el baloncesto para establecer con precisión la dosis efectiva, la estrategia de carga, la evaluación previa de los respondedores, los posibles efectos secundarios adversos o las posibles diferencias entre los sexos, como describe una revisión reciente en el contexto del fútbol (11), y también nuevos resultados potenciales de Creatina más allá del músculo (12).

Balonmano 

En este otro estudio sobre suplementos deportivos en balonmano (4), 187 jugadores de balonmano (112 hombres y 75 mujeres) de diferentes niveles competitivos (106 profesionales y 81 aficionados) completaron un cuestionario validado sobre el uso de suplementos. En general, el 59,9 % de los jugadores de balonmano comunicaron el uso de al menos un suplemento y no hubo diferencias entre hombres y mujeres ni entre jugadores de balonmano profesionales vs. aficionados. Los suplementos más frecuentes fueron las bebidas deportivas (42,2%), seguidas de las barritas energéticas (35,3%) y los productos que contienen cafeína (31,6%).

Otro de los aspectos interesantes es cómo se informan los jugadores sobre qué suplementos tomar. En este caso, Los jugadores de balonmano profesionales usaron un mayor número de suplementos, consultaron principalmente a su preparador físico como fuente de información para tomar suplementos deportivos, y las tiendas de nutrición eran el lugar de compra más común. Por el contrario, una gran proporción de jugadores de balonmano aficionados eran ellos mismos quienes gestionaban el uso de suplementos.

Rugby

Por último, este estudio (5) analizaron 144 jugadores de rugby (83 hombres y 61 mujeres), de los cuales 69 eran profesionales y 75 aficionados. el 65,3 % de los participantes declararon consumir al menos un suplemento deportivo, con una mayor prevalencia en hombres que en mujeres (77,1% vs. 49,2 %) y en profesionales que en jugadores aficionados (79,7% vs. 52,0%). La razón principal para el consumo fue mejorar el rendimiento deportivo.

Los sitios de compra más comunes fueron Internet (45,6%) y tiendas especializadas (39,8%). En cuanto al momento de la ingesta, los profesionales lo hicieron con mayor frecuencia durante la competición y el entrenamiento, mientras que los jugadores aficionados lo hicieron solo durante la competición. Además, la ingesta de jugadores profesionales con mayor frecuencia en el post-ejercicio, mientras que el aficionado durante el pre-ejercicio. El suplemento más consumido fue la proteína de suero (44 %), seguido de la cafeína (42%), las bebidas deportivas (38%), las barritas energéticas (34%) y la creatina (31%).

Como podemos ver, en todos los deportes analizados la importancia que se le da a la suplementación deportiva es alta. Llegando casi todos los deportistas a consumir al menos algún suplemento deportivo. Es importante, que se tenga en cuenta que la suplementación deportiva, solo debe producirse cuando el entrenamiento y la dieta están completamente maximizados,  y no al revés. Se recomienda ponerse en manos de un profesional (nutricionista deportivo) para saber que suplementos pueden funcionar para cada persona, teniendo en cuenta las mejoras en el rendimiento, pero también las dosis adecuadas, el umbral individual de cada persona a la sustancia y los posibles efectos adversos.  

Artículo Deporte y Vida escrito por Raúl Nieto

Bibliografía

  1. Maughan RJ, Burke LM, Dvorak J, Larson-Meyer DE, Peeling P, Phillips SM, Rawson ES, Walsh NP, Garthe I, Geyer H, Meeusen R, van Loon LJC, Shirreffs SM, Spriet LL, Stuart M, Vernec A, Currell K, Ali VM, Budgett RG, Ljungqvist A, Mountjoy M, Pitsiladis YP, Soligard T, Erdener U, Engebretsen L. IOC consensus statement: dietary supplements and the high-performance athlete. Br J Sports Med. 2018 Apr;52(7):439-455. doi: 10.1136/bjsports-2018-099027. Epub 2018 Mar 14. PMID: 29540367; PMCID: PMC5867441.
  1. Günalan E, Çavak BY, Turhan S, Cebioğlu İK, Domínguez R, Sánchez-Oliver AJ. Dietary Supplement Use of Turkish Footballers: Differences by Sex and Competition Level. Nutrients. 2022 Sep 18;14(18):3863. doi: 10.3390/nu14183863. PMID: 36145239; PMCID: PMC9503904.
  1. Escribano-Ott I, Calleja-González J, Mielgo-Ayuso J. Ergo-Nutritional Intervention in Basketball: A Systematic Review. Nutrients. 2022 Feb 2;14(3):638. doi: 10.3390/nu14030638. PMID: 35276997; PMCID: PMC8839588 
  1. Muñoz A, López-Samanes Á, Domínguez R, Moreno-Pérez V, Jesús Sánchez-Oliver A, Del Coso J. Use of Sports Supplements in Competitive Handball Players: Sex and Competitive Level Differences. Nutrients. 2020 Oct 31;12(11):3357. doi: 10.3390/nu12113357. PMID: 33142672; PMCID: PMC7692995.
  1. Sánchez-Oliver AJ, Domínguez R, López-Tapia P, Tobal FM, Jodra P, Montoya JJ, Guerra-Hernández EJ, Ramos-Álvarez JJ. A Survey on Dietary Supplement Consumption in Amateur and Professional Rugby Players. Foods. 2020 Dec 22;10(1):7. doi: 10.3390/foods10010007. PMID: 33375061; PMCID: PMC7822035.
  1.  Stellingwerff T., Anwander H., Egger A., Buehler T., Kreis R., Decombaz J., Boesch C. Effect of two β-alanine dosing protocols on muscle carnosine synthesis and washout. Amino Acids. 2012;42:2461–2472. doi: 10.1007/s00726-011-1054-4. 
  1. Harris R.C., Tallon M.J., Dunnett M., Boobis L., Coakley J., Kim H.J., Fallowfield J.L., Hill C.A., Sale C., Wise J.A. The absorption of orally supplied beta-alanine and its effect on muscle carnosine synthesis in human vastus lateralis. Amino Acids. 2006;30:279–289. doi: 10.1007/s00726-006-0299-9. 
  1. Cancela P., Ohanian C., Cuitiño E., Hackney A.C. Creatine supplementation does not affect clinical health markers in football players. Br. J. Sports Med. 2008;42:731–735. doi: 10.1136/bjsm.2007.030700.
  1. Coggan A.R., Broadstreet S.R., Mikhalkova D., Bole I., Leibowitz J.L., Kadkhodayan A., Park S., Thomas D.P., Thies D., Peterson L.R. Dietary nitrate-induced increases in human muscle power: High versus low responders. Physiol. Rep. 2018;6:e13575. doi: 10.14814/phy2.13575.
  2. Roberts P.A., Fox J., Peirce N., Jones S.W., Casey A., Greenhaff P.L. Creatine ingestion augments dietary carbohydrate mediated muscle glycogen supercompensation during the initial 24 h of recovery following prolonged exhaustive exercise in humans. Amino Acids. 2016;48:1831–1842. doi: 10.1007/s00726-016-2252-x.
  3. Mielgo-Ayuso J., Calleja-Gonzalez J., Marqués-Jiménez D., Caballero-García A., Córdova A., Fernández-Lázaro D. Effects of creatine supplementation on athletic performance in soccer: A systematic review and meta-analysis. Nutrients. 2019;11:757. doi: 10.3390/nu11040757. 
  4. Roschel H., Gualano B., Ostojic S.M., Rawson E.S. Creatine supplementation and brain health. Nutrients. 2021;13:586. doi: 10.3390/nu13020586.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar
Cerrar

Suscríbete a nuestra newsletter